miércoles, 15 de febrero de 2017

Un repaso a la saga Thunder Force


El de hoy quiero que sea un artículo conmemorativo sobre el tema a tratar. Me interesa más abordarlo con pequeños párrafos de cada juego; ya llegarán los análisis estructurados sobre cada título próximamente. Thunder Force de Tecno Soft o Technosoft continúa siendo una de las series más aclamadas del género Shoot 'em Up, y por ello, merece a todas luces un regreso por todo lo alto. Mientras eso se produce (o no), vamos a hablar un poquito de lo que ya tenemos.

 photo Thunder_Force_Rynex_HQ_zpsyv80nstv.jpg

El comienzo: Thunder Force (1983-1984)

 photo gfs_308501_2_2_mid_zps9ob7prto.jpg


En un año 1983-1984 donde cada Shmup aspiraba a ser el éxito rotundo del salón recreativo, pocas apuestas sólidas se lanzaban en sistemas domésticos. En los microordenadores japoneses de la época fue lanzado un extraño videojuego que se basó enteramente en dos conceptos: Bosconian y Xevious a partes iguales. Si; el primer TF tenía una vista cenital y un desplazamiento de pantalla en todas las direcciones, con movimiento libre, debiendo destruir bases y enemigos. El movimiento de scroll era ágil, y al menos el juego lucía veloz, rasgo más identificativo de la serie y que ya pudo apreciarse en sus inicios. Aún con todo, todavía no se había convertido en la saga que conocemos, es muy curioso. Entre otros muchos sistemas, estuvo en Sharp X1, PC-88 y PC-6001. La única traza de este videojuego que Technosoft decidió recordar estuvo precisamente en la intro de Thunder Force VI (PS2), donde lo enseñan breves segundos de manera conmemorativa.


El influyente: Thunder Force II (1988)

 photo 39333-Thunder_Force_II_USA-1459028440_zpsfzokoheh.png 

Su segunda parte es directamente otro videojuego. Lanzado originariamente en el ordenador Sharp X68000 y posteriormente en Mega Drive (1989) con algunos cambios (alguna fase menos, dificultad retocada y menos armas), TF II consiguió ser uno de los Shmups más influyentes de la historia nipona. Aunque su fama sea moderada y escasa por estos lares, en aquel país sirvió como trampolín para empezar a crear Shmups horizontales en masa, todos ellos diferenciados notablemente de Gradius, Darius y R-Type. Este videojuego inventó los "Fast-paced action Shmups", es decir, horizontales repletos de trampas, gran velocidad de scroll, la idea del respawn (reaparición inmediata tras morir) como método de avance y surtir al jugador de un gran número de vidas por crédito, mediando la memorización. Aún con todo, mejoró la fórmula de los niveles cenitales del primero, haciéndolos increiblemente adictivos y con un componente estratega altísimo, intercalándolos con los nuevos niveles laterales, donde sin duda radicaría la fórmula del éxito. TF II sigue siendo para mi uno de los más adictivos de la saga. El gran mérito de este videojuego fue nacer fuera de los arcade y conseguir que se introdujera en ámbitos domésticos una nueva manera de entender el Shmup horizontal, dándole más importancia a las vidas que a los créditos.


La estabilidad: Thunder Force III (1990)

 photo Thunder_Force_3_JU_043_zpso83sbejt.jpg  

Technosoft supo que en el panorama doméstico Mega Drive sería la apuesta más segura. Así fue pues; se lanzó uno de los Shoot 'em Up más redondos de aquella época en términos de dificultad, balance de armas, progresión y capacidad técnica. Nos encontramos ante el primer gran TF, puramente horizontal, olvidando ya por fin sus orígenes de scroll libre. Se introdujo con gran acierto distintos tipos de desplazamiento de pantalla (vertical incluso), creando obstáculos más definidos y previsibles, con una velocidad que continuaba siendo grande, pero ayudando al cometido sus grandes gráficos en 16 bits, que incluso serían emulados por otras compañías. La selección de nivel fue otra de las novedades. Se puso también más énfasis en encontrar vidas secretas como método de supervivencia, así como batallas coreografiadas y elegantes, mucho más definidas que en la anterior instalación. La aparición de este título, terminó de consolidar el imaginario colectivo del desarrollador medio de este género, teniendo con toda seguridad que copiar la fórmula de TF III si se deseaba el éxito. Así pues, títulos como Naious, Gate of Thunder, Lords of Thunder, Air Zonk, GreyLancer, Coryoon, Violent Soldier, Battle Mania, Heavy Unit, Bio-Hazard Battle, Gynoug, Gaiares, Whip Rush o Curse (entre otros muchos), se fijarían directa o indirectamente en Thunder Force II y III. Mega Drive fue el centro de este tipo de "fast-paced" a partir de ese momento.


La expansión: Thunder Force AC (1990)

 photo thundfac-2_zps91gtylh3.png

Paralelamente al desarrollo de Thunder Force III, Technosoft quiso sacar tajada y probar suerte en el ámbito recreativo, tanto en Japón como en EEUU. Su máquina se basaría enteramente en ese videojuego, "remakeando" el aspecto y jugabilidad de un par de fases de TF II; construyendo así un Thunder Force III más lineal y sencillo en términos de aprendizaje, sacrificando algunas fases, con una sensación más cercana al II en su aroma y concepción. Aún con todo, esta máquina sigue fijando sus raíces más en algo doméstico que en algo puramente arcade, tiene una dificultad ajustada y la misma fórmula de aprendizaje, por lo que podemos hablar de uno de los videojuegos más asequibles de su época, ámbito, vista y género. Si no sabéis por dónde empezar en la saga, esta sería una opción estupenda. Gráficamente es espectacular, olvidándose de ralentizaciones puntuales propias del mundo consolero, así como en sonido.


En territorio enemigo: Thunder Spirits (1991)

 photo thunderSpirits_00_zpse5f9m6lx.jpg  

Technosoft, lejos de parecer una compañía adscrita a SEGA, probó otros sistemas y programó para más gente. Su aclamada saga también aterrizó en SNES, siendo éste un port de la versión AC, con algunos cambios en fases y desarrollo. Una conversión estupenda, que acercó la fórmula fast-paced a la gris de Nintendo, rivalizando con Thunder Force III en los mismos términos. Que nadie os tome por idiotas: es un juegazo, muy digno, que se basa en AC y no en el III. Uno ya está cansado de leer sandeces a tenor de Thunder Spirits, inventándose que es el III pero peor. No; es el AC pero en consola, grabáoslo a fuego. Todo buen amante de la saga debe tenerlo en alta estima, era una época donde la exclusividad reinaba, pero ello no impedía que algunas sagas compartieran distintas consolas para ser entendidas en su plenitud.


El Olimpo: Thunder Force IV (1992)

 photo Thunder Force IV E c_011_zpsnmmf7i0l.png

El rey de los horizontales en su época, también el máximo exponente de la serie y el más ambicioso a todos los niveles. Nadie mejor que Technosoft para inventar el Shmup definitivo en esta vista, conociendo como cirujanos cada circuito de Mega Drive debido a su amplia experiencia. TF IV es la sublimación de todo lo que hemos estado comentando anteriormente; supera sin despeinarse a sus rivales y a sus antecesores. Al menos el doble de largo que el II, y un tercio más largo que el III y AC, llevando al máximo posible los gráficos de la consola, contando con una de las bandas sonoras más extensas y potentes de todas, siendo perfectamente equiparable a lanzamientos posteriores de 32 bits sin despeinarse. Un "pepino técnico" y también jugable que rompería esquemas. 10 largos niveles con batallas climáticas (las mejores todavía a día de hoy de la saga), pequeñas secuencias in-game brutales e inolvidables, con la nave más carismática de las presentes (Rynex), una paleta de color envidiable, una velocidad vertiginosa y un desarrollo interno imposible de superar. Más duro que el anterior, pero también mejor estudiado. Te sentirás siempre al límite, aunque cada vez llegarás más lejos. La selección de nivel alteraba la dificultad según el orden, algo genial implementado. En resumen, Thunder Force IV representó el techo de la saga, también el máximo exponente de un estilo ya definido, y el anfitrión perfecto para presentar una videoconsola. Rivalizaba sin problemas con muchos arcades de la época. La propia Technosoft procuró fijarse en este bombazo con Hyper Duel (Arcade) y Blast Wind (Saturn) en los sucesivos años. En América el juego fue renombrado como Lightening Force: Quest for the Darkstar.


Los recopilatorios: Thunder Force Gold Pack 1 y Thunder Force Gold Pack 2 (1996)

 photo goldpack1_zpsz19vqgfv.jpg


Aparecidos el mismo año en Japón, Technosoft quiso aprovechar bien SEGA Saturn nutriéndola con su saga estrella. El primer pack contiene Thunder Force II y III casi intactos, y digo casi, porque el II cuenta con un extraño bug por el cual la puntuación obtenida al final de las fases aéreas no se suma al total, impidiendo ganar vidas. El segundo pack es muy interesante, contiene Thunder Force AC convertido al milímetro y el IV, éste último sin ralentizaciones de ningún tipo, siendo la mejor versión jugablemente hablando. Cambia mucho la experiencia jugando en Saturn a ese videojuego, muy recomendable. 


El nuevo rumbo: Thunder Force V (1997)

 photo 54568-Thunder_Force_V_J-6_zpsd0euh9vg.jpg

En una década muy prolífica para la propia Technosoft, el fenómeno Danmaku y el colosal repunte de la vista vertical comenzó a matar a los horizontales, quedando ya únicamente vivas en esta vista las secuelas de los clásicos (Gradius Gaiden, R-Type Delta o G-Darius). La necesidad del polígono como nueva técnica gráfica y su rápida estandarización, sumió a esta nueva entrega de lleno en el fenómeno. Así pues, el videojuego pasó a tener una vista 2D poligonal, muy rápida, fresca y que permitía que la cámara hiciese piruetas. La presentación de los jefes sería algo más espectacular, siendo lo más atractivo del videojuego. El cambio principal y determinante que no terminó de gustar a todos, fue el sistema de "orbs", unas esferas que rotan alrededor de nuestra nave, proporcionando un ataque especial dependiendo del disparo que llevásemos equipado. Esto se parecía bastante al modo mejorado que teníamos en la segunda mitad del IV, pero llevado a un concepto más "arcade", es decir, la típica bomba exagerada o desperado attack que otros Shmups tenían, que podía utilizarse en cualquier momento. Esto provocaba que las batallas más duras se acortasen, endureciendo eso sí el juego en algunos aspectos, y suavizándolo en otros. No sabemos si fue un acierto o un error, pero que la franquicia perdió fuelle es evidente. Musicalmente, al menos, continuó tan bien como siempre, usando pistas en calidad CD muy buenas. Gráficamente los escenarios lucían con menos encanto, centrándose todo en las batallas más que en el desarrollo de fases (no demasiado inspiradas). Aún con lo dicho, es un videojuego notable que pudieron disfrutar tanto los usuarios de PlayStation como los de SEGA Saturn, muy satisfactorio y con el sello Thunder Force bien impreso en sus circuitos.


El tributo final: Thunder Force VI (2008)

 photo thunderforce6-17_zpsv2lozo5y.png

Once años oscuros transcurrieron. La industria del videojuego cambió tantísimo que no todas las empresas lo consiguieron. Technosoft o lo que quedaba de ella a finales de los 90 se disolvió por completo en estos años. El último intento de la saga por reflotar estuvo en Dreamcast sobre el año 2000, rumoreándose que se estaba preparando una entrega basada en TF V, la cual jamás apareció. Todo lo que nos quedó de aquello fueron algunas canciones de Tsukomo Hyakutarou en el álbum "Broken Thunder", que contenía "supuestamente" la BSO sin utilizar del futuro Thunder Force VI. En cualquier caso, fue SEGA la que tuvo que plantear el regreso de esta franquicia en PlayStation 2. Tez Okano con otro pequeño equipo de desarrolladores de Shmups, trajeron de vuelta a la vida a la serie. TF VI sigue la estela del anterior, pero lleno de tributos y guiños a otros enemigos clásicos, siendo la mayoría enfrentamientos ya conocidos, con niveles más breves y rápidos, muchos modos de dificultad y el sistema de Orbs de nuevo. Algunos enemigos siguen patrones más balísticos, introduciendo un pequeño componente bullet-hell que le sentó bien. Contó con el sistema típico de selección de fases y las mecánicas tradicionales de la saga. Uno de los cambios más curiosos y atrevidos fue el registro musical, uniéndose al plantel Zuntata (conocidos por Darius), que experimentó con melodías muy variadas, desde el metal a cánticos orientales (Tangut y Mongolia). Definitivamente una de mis OST favoritas, fresca y distinta. En conclusión, un juego "extraño" en PS2, de otro tiempo, pero que sabe muy bien, respetuoso y continuista con la saga de la que viene, lamentablemente saliendo algo tarde (ya con la séptima generación de consolas encima) y con nula repercusión, provocando esto la cancelación de un nuevo Fantasy Zone entre otras cosas.


¿Resurrección? Thunder Force III 3D (2016)

 photo 612659_front_zpsxk8sx9va.jpg 

La desarrolladora M2 y SEGA han traído Thunder Force III a Nintendo 3DS, a través del recopilatorio "Sega 3D Fukkoku Archives 3: Final Stage", sin planes de momento para nuestro territorio. A través de esta interesante entrevista en Shmuplations, se han conocido los planes de sus desarrolladores originales, teniendo ganas y disposición de ver una nueva entrega. Los últimos datos conocidos son los movimientos de SEGA, que ha comprado todas las licencias de Technosoft, teniendo esperanzas los fans en el regreso de la serie. ¡Ojalá sea así! Muchas gracias por leer y un abrazo-trueno.

fran_friki

No hay comentarios:

Publicar un comentario